El Lápiz Japones

El Lápiz Japones

Poema en prosa de Teresa Crespo Toral, publicado originalmente en 1958; en diálogo con obras de la serie Blumenmuster de la artista Pamela Hurtado.

Primera edición, abril de 2017
ISBN  978-9942-28-398-6
Impresión offset, cartulinas finas
15 x 15 cm 
36 páginas
Idioma: Español
Diseño: Mario Salvador

COLECCIÓN:
PUENTES DE AZÚCAR

El Lápiz Japonés” de Teresa Crespo Toral relata la incertidumbre frente al proceso creativo. La posibilidad de crear es un pasaje al abismo donde varias opciones para el uso de un lápiz son consideradas pero, finalmente, se resuelve guardarlo y esperar a otro momento. Una poética que resalta la creación como postergación.

Frases como: “Quizás diré que es inútil que el sol no salga si se tiene uno propio” o “tendré que contentarme con guardar mi lápiz (…) para que se sienta una varilla más de bambú”, asimismo manifiestan, como en muchos otros trabajos de la escritora, una dosis de misterio, opacidad y abandono, que transitan junto al optimismo de imágenes más directamente asociadas al imaginario de la literatura infantil, como “puentes de azúcar”, “rosado como un caramelo” y “cisnes de algodón”. Esta intricada relación entre melancolía e imaginación es una característica clave de la escritura de Crespo Toral.

La autora también logra, en pocas líneas, aludir a un imaginario femenino que parte del goce por la materialidad de las cosas. Por esta y otras razones hemos motivado el diálogo con la obra de la artista guayaquileña Pamela Hurtado. La artista, en sintonía con Crespo Toral, explora la feminidad y la infancia, reivindicando el regocijo por el trabajo manual y la fascinación por la naturaleza física de ciertos materiales.

Hurtado, se ha valido de diversos medios para exaltar el universo de lo cotidiano en su trabajo. Un inventario estético dentro del cual el oficio y el recuerdo se entrelazan para abordar y agitar la complejidad de lo íntimo. Participa de lo que el especialista Armando Busquets ha considerado “un acercamiento hedonista y festivo del llamado arte femenino”; el cual no precisamente surge de un arresto de militancia, ni protesta, sino más bien de una necesidad vital de reconciliarse con el mundo que la rodea, necesidad también presente en la escritura de Crespo Toral.

El componente visual de esta publicación ha sido tomado de cuatro óleos sobre lienzo de la serie Blumenmuster, o “diseños florales” (todos realizados entre el 2008 y el 2012), donde la artista pinta flores, imitando el estilo del papel tapiz utilizado para empapelar paredes. Hurtado, de origen alemán por su lado materno, recuerda con cierta animosidad tener un cuarto de pequeña con este tipo de empapelado y cortinaje. La representación de un motivo floral tomado del ámbito doméstico y, a su vez, producto de una práctica domesticadora de la naturaleza, suponen para ella una intento de reorganizar la memoria y su manera de ramificarse.

El breve poema en prosa “El lápiz japonés” fue escrito por Crespo Toral en Lisboa en 1958. Es parte de la colección Breves Poemas en Prosa que apareció originalmente en la revista Cultura Hispánica, editada en Quito a principios de 1961. La colección después fue reeditada por Editorial Ecuatoriana en octubre de 1973, con un tiraje de trescientos ejemplares enumerados y fuera de comercio. Esta última edición, de la cual hemos tomado el texto para la presente publicación, incluye una brillante reseña crítica en formato de diario realizada por el padre Miguel Sánchez Astudillo y un comentario autógrafo por el destacado poeta cuencano César Dávila Andrade.

Busquets, Armando (2013), “Entre el espanto y la ternura”. En Pamela Hurtado. Había una vez…” Ediciones El Apuntador , Quito- Ecuador

Teresa Crespo Toral (Cuenca,1928 – Quito, 2014). Fue autora de varios libros de literatura infantil, entre ellos Pepe Golondrina y otros cuentos (1969), Mateo Simbaña (1981) y Ana de los Ríos (1986). Además editó y prologó Baúl de Tesoros. Nueva Antología de la Literatura Infantil (1991). Fue Miembro de la Academia Ecuatoriana de la Lengua.

Pamela Hurtado (Guayaquil-Ecuador, 1962). Es­tudió arquitectura y su formación artística la realizó en talleres particulares dentro y fuera del país. Ha sido parte de varias muestras colectivas como 7 artistas de Guayaquil (Buenos Aires, 1996) y Objetos cotidianos (Miami, 1997); y entre sus exposiciones individuales constan Hogar Dulce Hogar (Museo Municipal de Guayaquil, 1995), Cocina (Pobre Diablo, 2000), Propiedad privada (Dpm gallery, 2008) y Übergang-Langsam (NoMínimo espacio cultural, 2015).

Publicaciones Recientes

Sostener la mirada ¿Cómo estás? SILVIA El Manual de la Derrota El Nuevo Zaldumbide La Palidez Cotidiana Poesía Reunida 1988-2018 LOS SENOS MARAVILLOSOS DIFÍCIL DE LEER De Tin-Marín