De Tin-Marín

De tin-marín

Copla popular
56 días, obra de la artista Gabriela Fabre.
Primera edición, abril 2017
ISBN 978-9942-28-482-2
28 páginas
500 ejemplares
Impresión offset, cartulinas finas
15 x 15 cm
Idioma: Español
Diseño: Daniel Chonillo

 

puentes de azucar

¿Cómo elegir los equipos? ¿Cómo determinar quién irá primero y quién segundo? ¿Cómo salir exento de responsabilidad? En la gran maquinaria inventiva del tiempo libre hay juegos cuya única función es preparar los juegos. Cada cultura tiene una variante de este ritual. En inglés, por ejemplo, un cántico reza eeny minnie miny moe catch a tiger by the toe y en castellano existen otras opciones, como el zapatito, cochinito, pariente cercano del juego que nos reúne en esta publicación.

El tin-marín puede ser entendido como una práctica oracular en la que se deja que los astros (o los dedos) decidan. Existen diferentes versiones de esta canción a lo largo y ancho del continente. A veces el “cógele” que aparece al final, y que en el Ecuador quiere decir perseguir y/o atrapar, es reemplazado por un “pégale”, más violento. En todo caso, hay algo de chivo expiatorio en esta copla. Quien sea que fuere Teté, termina siendo la culpable de un asunto que desconocemos. Otro tema que llama la atención es la invención de un nuevo vocabulario: frases y palabras como “do-pingüé” y “cúcara-mácara”, no quieren decir nada en particular, y vistas así, impresas sobre el papel, resultan aún más extrañas que cuando se las escucha, como extraterrestres del lenguaje.

A modo de yapa en esta publicación presentamos otra joya de la copla infantil local. Se trata del sortijerito que subvierte el vocabulario con el que identificamos los dedos de la mano, sumándose al constante proceso de renovación que arranca en la infancia. Al señalar algo, al darle un nuevo nombre, al coleccionar objetos y apropiárselos (a través de la pintura, los recortes, la manipulación), al darles otras funciones alejadas de lo utilitario, los niños y niñas proponen una nueva vida para algo que como la mayoría de cosas en el mundo, les antecedía.

56 días, obra de Gabriela Fabre que acompaña esta publicación surgió precisamente de un proceso de renovación. Fue realizada durante los 56 días que duró un periodo de dolor asociado a una ruptura amorosa. La artista, a través del dibujo de su mano, evoca la práctica de coser a veces interrumpida por el pinchazo inesperado de la aguja. Es probable que el rojo aluda al color de la sangre, pero también a esa capacidad de continuar a pesar de las adversidades. ¿Vale la pena abandonar el juego por una caída?

El trabajo artístico de Fabre se caracteriza por sus incursiones en lo artesanal. Casi siempre sus obras han sido el resultado de compromisos metódicos, y persistentes que remiten a las actividades cotidianas. El uso del hilo aparece en varias piezas realizadas por la artista y sobre esto ella ha señalado “mi interés en recurrir al hilo no sólo se da por encontrar maneras diferentes para usarlo, sino por las múltiples referencias a las que nos acerca este material: hogar, intimidad, ideas (hilar ideas), unir, atar, coser, esconder, envolver.”

Estos mismos valores son ejercidos, de otra manera, en su labor como profesora de arte en un colegio de Guayaquil. Ambas esferas de producción de sentidos son asumidas por la artista como rutas de redescubrimientos.

 

 

María Gabriela Fabre (Guayaquil-Ecuador, 1984)

Ar­tista Visual. Ha trabajado como docente de arte los últimos 10 años, actualmente imparte clases en el Liceo Los Andes. Su trabajo ha sido parte de varias muestras colectivas como "Propensiones" exposición del ITAE en la XII Bienal de Cuenca (Museo de los metales, 2014), “Los fracasos de un tal Benjamin Simons, Ph. D.” (Sala Félix Henríquez de la Fac­ultad de Arquitectura de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil, 2014), “Sede social para el libre esparcimiento” como parte de la obra del artista Oswaldo Terreros para la Bienal de Cuenca (Federación Obrera Artesanal del Azuay. Noviembre, 2016), "El ocaso de la naturaleza: ecosistemas y paisajes en el arte ecuatoriano actual" (Exposición paralela XIV Bienal de Cuenca, 2018). Entre sus exposiciones individuales con­stan “Una habitación propia” (No Lugar Quito, 2013) y “Las simples cosas” (No Lugar, Quito, 2016). 

Publicaciones Recientes

Sostener la mirada ¿Cómo estás? SILVIA El Manual de la Derrota El Nuevo Zaldumbide La Palidez Cotidiana Poesía Reunida 1988-2018 LOS SENOS MARAVILLOSOS DIFÍCIL DE LEER De Tin-Marín